viernes, 18 de febrero de 2011

Trocitos de libertad insuperables.

Cuando tengo que enfrentarme a las cosas de la realidad, se presume que yo tenga que ser tan real como ellas, aunque existe un punto entre lo real y lo imaginario que dudo que le pertenezca al mundo, a veces es tan fantástico soñar con ese mundo irreal, creer en trocitos de libertad insuperables pero todo se rompe una vez mas al escuchar el tic tac del reloj. Confieso que programo mi vida de maneras extrañas pretendiendo suponer que los demás creen que puedo manejarla pero en verdad las cosas no son tan así, por eso a veces me muestro tímida pero no extremadamente solo un poco, es ese poco que me ayuda a esconder lo que soy, no por querer ocultarlo, sino por ese miedo de que quieran lastimar y romper mi castillo de cristal dentro de mi que con tanto esfuerzo a lo largo de los años construí.
Podría decir que todo tiene una lógica, que las cosa parecen círculos, pero solo lo diría, ahora las cosas toman distintos caminos…







1 comentario:

  1. No sé si la vida responde a lógicas, me arriesgo al sentido.

    Saludos.

    ResponderEliminar

¡MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO!

Desear y creer.

Entonces había una lejanía y una añoranza tremenda, ¿podría ofuscarse el recuerdo? O acaso ¿ trastornarse con el pasado? Sin emba...