domingo, 11 de agosto de 2013

Las personas de vez de en cuando olvidan un detalle, quizás el más importante...




De repente uno puede creer, rebuscar, crear, elegir.
No se permiten diseños indeseables, se busca una escalera lo más próxima posible y se practica una y otra vez como subir, pero las personas de vez de en cuando olvidan un detalle, quizás el más importante; bajan, sin prestarle atención al hecho de cómo bajar y se genera una confusión terrible con la siguiente escena: viene una persona, alguien como usted, como yo o cualquiera, que aspira ser feliz y sube hacia la felicidad pero cree que va a estar en ese estado siempre y cuando por esas causalidades de la vida le ocurre un suceso inesperado, para nada feliz por supuesto, y llega la tristeza entonces no sabe como bajarla, como llevarla como remarla, y ahí se vienen las quejas, el suplicio, el llanto animado con gritos y los pataleos, que imitan conductas prehistóricas de desesperación. Vaya uno a saber por qué se genera esta secuencia infinita, sin que nos demos cuenta de ese pequeño detalle... que a veces bajar también implica que en algún momento vamos a volver a subir, tal vez bajar asumiendo, aceptando las circunstancias, implica mayor tranquilidad y sosiego, quizás bajar implique entender que podríamos haber subido mejor, y que también podemos encontrar un par de escombros que dejo la destrucción de aquel “suceso triste e inesperado” y reconstruirnos de nuevo más fuertes y mejor, probablemente bajar no implica quedarnos en el subsuelo y por mas que se hallan rotos los escalones siempre hay manera de subir, aunque esto incluya hacerlos de nuevo, quizás con mucho trabajo, pero al menos saber que se puede volver a subir.

No pretendo apelar a que usted se enoje conmigo, la moraleja está más rebuscada, apunta al hecho de decir que nada es perfecto, que bajar no es el fin del mundo y si ya estamos acá nos queda vivirlo, lo mejor que podamos, con todo aquello que tenemos y tener claro que cada persona vale por lo que es y no por lo que tiene. Gracias mis queridos lectores!

12 comentarios:

  1. El diseño de tu blog me chifla!
    El texto esta muy bien escrito y apuntas un tema que me resulta muy interesante.
    Lo que más me ha gustado? el final, que nada es perfecto, que bajar no es el fin del mundo, creo que es muy positivo, todos hemos de tenerlo muy en cuenta
    Que cada persona vale por lo que es y no por lo que tiene!! : )
    Un saludo y si te apetece pasarte por mi blog es
    http://uultimosuspiro.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaa! ¡Tu blog me encanta! ¿Quisieras pasar por el mío? También escribo stephtentacion.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Me gusta el nuevo diseño de tu blog Mica,
    y la comparación de este post es muy acertada.Un besito desde
    http://cantabdobajolalluvia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. La vida no es fácil. A veces es necesario bajar para ir mas alto. Es importante siempre seguir adelante, porque de eso se trata la vida! Siempre hay que subir

    ResponderEliminar
  5. Que buena entrada y que buen blog. Me ha gustado mucho. Sigue escribiendo que llegarás lejos ;)

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Has creado un texto muy reflexivo y aunque pueda despertar dudas, es positivo. Porque hablas de subir, de que después cada bajada, que un ascenso que puede lograrse... estoy totalmente de acuerdo contigo, a ver qué tal nos van las cosas, vamos a ser positivas que merece la pena intentarlo al menos.
    Dulces tardes Mica :)

    ResponderEliminar
  7. Y cuantos significados pueden encontrarse en esa imagen! Una vez arriba no nos olvidemos de donde venimos, recordemos que se puede bajar, aún a nuestro pesar, para buscar algo olvidado, pero, sobre todas las cosas, recordemos que siempre hay una mano amiga dispuesta a tomarnos y hacernos llegar más alto de lo que podamos soñar n.n

    Gran entrada Mica! Mis mejores deseos en esta noche presagiosa!

    ResponderEliminar
  8. Me encantó *__*
    Siento no poder añadir nada y dejar este comentario tan simple, pero es que no se me ocurre algo más que añadir :S
    Besos, Amanda.

    ResponderEliminar
  9. Muchas veces te leí ya y en serio amo como escribis, y los temas que tratas. Se nota que sos una persona a la que le gusta pensar o reflexionar. Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Mica, este texto ha sido realmente asombroso.
    Y, si, pienso igual que tu, y es un gran consejo el que has dado.
    Muchas veces, para poder estar arriba tenemos que haber estado mucho tiempo ahí abajo, para cuando subamos, sentirnos satisfechos de nuestro trabajo.
    Pero, ¿y cuando bajamos? muchas veces, no bajamos. Nos tropezamos, y caemos. Y al caer, es cuando vemos que de no comprendemos qué nos está pasando. Porque nos acostumbramos. Nos acostumbramos tanto a estar arriba que ya no recordamos lo que era estar abajo. Y no lo queremos, por supuesto que no.
    Me has hecho reflexionar;) Un abrazooo!

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado, pones todo tu empeño en cada sentimiento del texto! Un beso cielo! Pásate!

    ResponderEliminar
  12. me alegra leerte, finalmente cree un blog para poder comentarles.

    http://loveisthekey4all.blogspot.com/

    saludos

    ResponderEliminar

¡MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO!

Desear y creer.

Entonces había una lejanía y una añoranza tremenda, ¿podría ofuscarse el recuerdo? O acaso ¿ trastornarse con el pasado? Sin emba...